Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Psicología en Zaragoza. Estefanía Barrado 640 781 237 Contacto

Psicoterapia Relacional

Nuevas corrientes del Psicoanálisis

El psicoanálisis relacional es una corriente surgida del psicoanálisis que se centra en un aspecto más ambiental-social y en la relación terapeuta-paciente.

Terapeuta tiene una escucha activa

La psicoterapia relacional tiene su origen en el psicoanálisis pero se diferencia de él en el peso que otorga a la relación entre el terapeuta y el paciente y a la perspectiva social del individuo.

Considera que el ser humano es un ser básicamente social por lo que los conflictos y dificultades que presenta el paciente tienen su origen en la relación con otras personas, como la familia. Creen que el individuo, al igual que el terapeuta, está influenciado por el contexto social y familiar en el que se han desarrollado, por lo que las relaciones establecidas van a determinar el origen y mantenimiento de los problemas manifestados.

Además, la psicoterapia relacional está influenciada por la neuropsicología, la psicología evolutiva, la psicología sistémica y el constructivismo, entre otras corrientes.

La mutualidad entre el paciente y el psicoterapeuta

Este es uno de los conceptos clave de la psicoterapia relacional y se refiere a la idea de de que el paciente y el terapeuta se regulan mutuamente, es decir, se influyen mutuamente, consciente o inconscientemente. Consideran que la relación surgida se va construyendo entre ambos y que el terapeuta no es mero depositador de emociones sino que se trata de una interacción entre dos personalidades.

Este concepto está íntimamente relacionado con el de alianza o vínculo terapéutico.

Por alianza terapéutica entendemos la relación de confianza establecida entre terapeuta y paciente. El vínculo generado entre el paciente y el terapeuta es el vehículo que permite movilizar las emociones y las palabras en la terapia ya que, si el paciente no se siente entendido o reconocido, difícilmente se podrá trabajar y no se sentirá seguro y no confiará en sus posibilidades de cambio.

En las primeras sesiones, es normal que el paciente se sienta inseguro y desconfiado lo que hace que se mantenga con cierta actitud protectora. Esas “defensas” se reducen si se establece una buena alianza. Para ello, es importante mostrarse cercano pero respetuoso, ser empático y no juzgar las dificultades o actitudes relatadas por el paciente.

Así mismo, la personalidad del terapeuta es determinante e influye en el proceso terapéutico y en la alianza. El terapeuta, como cualquier otra persona, tiene una determinada manera de relacionarse por lo que, no hay una única manera siempre que se haga con respeto y empatía hacia la problemática del paciente. Además, la relación establecida con cada paciente será diferente y está determinada por la influencia mutua mencionada anteriormente.

Por ello, la creación del vínculo terapéutico es fundamental para desarrollar la relación entre el terapeuta y el paciente la cual permitirá forjar una relación de confianza que permita el trabajo terapéutico.

En la consulta de psicología Proceso y Cambio consideramos fundamental el vínculo creado con el paciente, para poder abordar las dificultades presentadas.

En qué ayuda un psicólogo a una persona

 

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Gabinete de Psicología en Zaragoza

Paseo de las Damas, 38, 1º Dcha.
50008
Zaragoza

Teléfono: 640 781 237